TDT, Mentiras & Cintas de Vídeo

      He perdidoSin Señal la cuenta de las veces que me habrán preguntado en las últimas semanas el
motivo del cierre de canales de la TDT. La mayoría de mortales sólo saben que Mediaset pierde “La Siete” y “Nueve”; y que AtresMedia pierde “Nitro”, “Xplora” y “La Sexta 3”. ¿Por qué? Según nos cuentan, desde los grandes grupos, parece ser que un juez ha decidido quitarles estas frecuencias de las que disfrutaban hasta ahora. Así nos lo ha hecho saber Mediaset con ese asqueroso (pero efectivo) anuncio donde comparan el cierre con un atropello, propio de una cadena sensacionalista y anclada en las “Mama Chicho”; y Atresmedia buscando la lágrima fácil porque nos vamos a quedar sin programas de trasteros, reforma de casas y demás tonterías.

   El verdadero problema es que en los últimos años las cadenas privadas han estado jugando con el Gobierno, por interés propio y ahora la tontería parece que se acaba, pero de un modo u otro todo volverá a lo mismo. El tiempo lo dirá.

    Pero para ello hay que hacer un poco de historia y recordar que España fue el tercer país en emitir en TDT, tras Suecia y UK, con lo cual nos podemos considerar pioneros. En 1999 se inició la primera retransmisión de televisión digital terrestre, siendo el gobierno del PP quien da la licencia a “Quiero TV”, una televisión privada, de pago, cuyo objetivo era competir con “Canal+” y “Vía Digital”. Pero la oferta poco atractiva y el poco mercado potencial para tanto operador, llevó al fracaso y cierre de “Quiero TV”. Pero además había otros canales que no eran de pago. De hecho, en 1998 el reparto digital que hizo el PP quedaba así:

   – 5 Múltiplex = 21 canales

          – 14 para Quiero TV

          – 2 para VeoTV, NetTV y RTVE

          – 1 compartido por A3, T5 y C+

   Cierra “Quiero TV” y el fracaso se vislumbra a kilómetros de distancia, porque los que ganaban poco dinero emitiendo, o acumulaban deudas, tendrán que seguir pagando por hacerlo, ya que el Gobierno de Aznar les obliga para impulsar definitivamente la TDT. Se ha de tener en cuenta que la apuesta de “Quiero TV” era intencionada, ya que de esa manera muchos hogares contarían con decodificadores. Al desaparecer, ¿Quién ve al resto de canales? Sólo aquellos 200.000 escasos usuarios que lo obtuvieron para ver la extinta “Quiero TV”. El mercado es muy pequeño y tener que pagar casi 6 millones de € anuales a Abertis para que no te vea nadie… mal negocio.

   Pero entonces llega Zapatero y se le ilumina la bombilla, derivando ese momento de iluminación en la Ley 10/2005. Piensa que si pacta con las privadas, estas le impulsarán la TDT. Todo esto suena como pacto con el Diablo a dos bandas. El Gobierno se garantiza una fecha para el apagón analógico, promoción de la TDT en los canales privados (mínimo un spot diario), servicios interactivos…; y las privadas se frotan las manos ante la puesta en marcha del Plan Técnico Nacional de la TDT, donde se decide que se pasará de 5 a 8 Múltiplex y donde estas privadas se llevarán un buen trozo del pastel digital.

   Y es aquí donde la cosa empieza a ponerse fea, porque parece ser que nadie tiene en cuenta que el espacio radioeléctrico es escaso y tampoco tienen en cuenta el teorema de Negroponte, quien dice que “lo que pasa por ondas ha de pasar por cable y viceversa”. Esto se ha tenido en cuenta en la mayoría de los países europeos, pero aquí es mejor “tirar pa’lante y el que venga ya se lo encontrará”, porque al final el que lo acabará pagando es el mismo de siempre: el consumidor. Ya por entonces en Europa se hablaba de que toda banda por debajo de los 800MHz se tenía que reservar para el uso de Internet con Movilidad, pero como aquí se hizo caso omiso ya ha tocado en varias ocasiones resintonizar las frecuencias y ahora tocará otra vez. Evidentemente esto conlleva gastos y las operadoras de televisión después del cierre no van a soltar un céntimo y el PP de Rajoynocho lo hará menos. Así que ya podemos ir preparando los bolsillos porque mínimo 20€ nos vamos a dejar si no queremos dejar de ver otros canales a parte de los que quitan, ya que en muchos hogares los cambios de frecuencia significarán gastos que pagaremos nosotros, los que menos nos hemos beneficiado de tanto reparto digital.

   Además las cadenas de televisión privadas se han lucrado durante estos últimos 4 años, porque el PSOE decidió darles un Múltiplex completo, propio, a cada una de ellas. Esto quiere decir que a pesar de la Nueva Ley del Audiovisual, las privadas contaban con capacidad para emitir 4 canales más. De este modo, el PP ha decidido ejecutar la sentencia del Tribunal Supremo y declarar nulo el acuerdo del Consejo de Mininistros de 2010 en el que se beneficiaba con un Múltiplex a Mediaset, Atresmedia, Sogecable, Veo7, Net Televisión y La Sexta.

   Con la ejecución de la Sentencia Mediaset pierde “La Siete” y “Nueve”, Atresmedia se queda sin “Nitro”, “Xplora” y “La Sexta 3”; Net TV  cierra dos “Teletiendas” y Veo TV pasa “AXN” a las plataformas de pago y cierra una “Teletienda”. De este modo el espectro radioeléctrico queda libre para los operadores móviles y podrán invertir en redes de cuarta generación.

   Y las televisiones quedarán así:

   – TVE: La 1, La 2, 24 horas, Clan & Teledeporte.

   – Atresmedia: Antena 3, La Sexta, Neox & Nova.

   – Mediaset: Telecinco, Cuatro, Factoría de Ficción, Divinity, Energy & Boing.

   – Veo Televisión: Discovery MAX & 13 TV.

   – Net TV: Disney Channel & Paramount Channel.

   Los mortales vamos a perder canales de televisión. ¿Y qué pierden las televisiones? Publicidad. Aunque nos digan que esto afectará al sector y que derivará hacia nuevas pérdidas de trabajo… lo que les preocupa es la publicidad. Hay que tener en cuenta que estos canales emiten básicamente productos enlatados y que con una o dos personas en el departamento de continuidad les basta para controlar todas las emisiones, con lo cual seguirán en sus puestos porque han de seguir controlando el departamento, que prácticamente funciona solo ya que programan las parrillas y luego es el ordenador (o brazo robot) el que ejecuta la programación. Pero la publicidad que dejarán de emitir les generará muchos millones en pérdidas. Vamos a explicar esto fácilmente con un ejemplo: Atresmedia no pierde dinero por cerrar los canales, según su consejero delegado, Silvio González, ya que el coste de mantener los tres canales son de 25 millones de € (10 que pagan a Abertis por emitir y 15 en programación), los mismos que ingresan en publicidad. Pero lo que no dicen es que Atresmedia vende su publicidad en lote, es decir, cuando A3 corta la emisión para emitir publicidad (aunque a veces parece que cortan la publicidad para emitir programa), hacen lo mismo el resto de canales del grupo. Eso quiere decir que si pierden tres canales, la audiencia potencial de la publicidad ahora será inferior y por lo tanto no podrán cobrar el mismo dinero por bloque publicitario que hasta ahora, porque los anunciantes tendrán una audiencia potencial inferior hasta la que tenía a día de hoy. 

   ¿Y quienes serán los grandes beneficiados en todo este follón? En primer lugar Telefónica para su recién inaugurada “Movistar TV” y por otra Prisa que puede ver como crecen los suscriptores en “Canal+”. Esto sin olvidar que dentro de la TDT “Discovery Max” se aprovechará de la desaparición de “Xplora”; “Paramount Channel” de la ausencia de “La Sexta 3” y finalmente “13 TV” que puede optar a dos nuevas licencias si hay otra vez un nuevo concurso para ver quien opta a las frecuencias que quedan libres. Pero esto último está por ver, ya que si se cierran canales para liberar espacio radioeléctrico, sería absurdo que se volviera a ocupar. Aunque cosas más raras se ven continuamente en este país.

   Y evidentemente los que más beneficios obtendrán serán los grandes operadores de telecomunicaciones, esperándose que Vodafone, Orange y Telefónica sean los grandes impulsores de un nuevo modelo de televisión en España; y esperemos que esto redunde en nuevos puestos de trabajo, que ya hacen falta por estos lares.

   A ver cuando nos decidimos en este país a pasar toda la televisión por cable y dejar el espacio radioeléctrico para las compañías telefónicas. Aunque evidentemente eso supone una inversión con la que nadie de momento parece querer cargar.

   ¿Adivináis quien acabará pagando y quién beneficiándose?

   NO DEJES DE VISITARME EN http://noelgallardo.com/

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Noticias, Reflexiones y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s