SNITCH (EL MENSAJERO): CRÍTICA

snitch-poster-dwayne-johnson   Hoy llega a nuestras pantallas la última película de Dwayne Johnson, más conocido como “The Rock”. En ella  se nos explica la historia de un chico, que utilizado por un amigo suyo, es encarcelado acusado de traficar con drogas. Dwayne, el padre preocupado, decide hacer un trato con la fiscalía: él les ayudará a atrapar a un narcotraficante si reducen o liberan a su hijo. A partir de este momento se verá inmerso en un mundo oscuro y desconocido que pondrá su vida, y la de sus seres queridos, en peligro.

   The Rock, al igual que otros muchos action hero, intenta cambiar de registro en este drama. Es bastante complicado, a pesar del esfuerzo del actor, intentar creer que simplemente es un padre preocupado y en ocasiones cobarde ante la situación en la que se encuentra su familia. Está tan encasillado en el rol de héroe, que pensar y creerse lo contrario es difícil, difícil… Su interpretación es irregular y esto provoca unos importantes altibajos a lo largo de una historia, que por ella misma intenta explicar tantas cosas que al final se diluyen y no nos explica nada. Llega un momento en que realmente no sabemos si quieren hablar del sacrificio de un padre por su hijo, de los trapicheos de la policía y fiscalía para atrapar narcotraficantes y justificarse, de lo enrevesado que es el mundo de las drogas… Sí, en efecto, toda película toca historias paralelas, pero aquí quiere enseñar tanto que lo toca todo por lo alto y en el fondo no nos dicen nada. Y la mejor manera de resolver todo es con un par de escenas de acción y aquí no ha pasado nada. Fundido a negro, créditos y te quedas igual que cuando empezaste a ver la película.

   Respecto a los actores que acompañan a Dwayne en esta historia, destacar la presencia de Jon Bernthal, que la mayoría recordarán por su papel de Shane en “The Walking Dead”. Aquí interpreta a un padre de familia que tras pasar por la cárcel, por tráfico de drogas, empieza a trabajar en la empresa de Dwayne, siendo quien le pondrá en contacto con los traficantes que a posteriori intentarán atrapar. Por otra parte también nos encontramos, en el papel de fiscal, a Susan Sarandon, cada vez más desaprovechada en el cine y que parece aceptar el primer trabajo que le ofrecen. Es un personaje plano e irrelevante y si no fuera porque se trata de la fiscal, lo podríamos eliminar de un plumazo. Más interesante es el papel de Barry Pepper, visto recientemente en “La Trama” (Allen Hughes – 2013), y que aquí interpreta a un policía de narcóticos para el que se ha transformado físicamente y que intimida tanto por su mirada como por su aspecto.

   Finalmente comentar que el director es  el semidesconocido Ric Roman Waugh (Felon – 2008), que no acaba de sacar todo el jugo ni a la historia ni a los actores.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en CritiKas y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s