Marea Letal o el porque del deseo que los tiburones los devoren a todos

   El tMarea Letalráiler parece vendernos una mezcla entre Tiburón (Steven Spielberg – 1975) y Open Water (Chris Kentis – 2003), pero esta es la primera gran mentira de la distribuidora DeAplaneta, que ni tan siquiera es capaz de saber aprovechar, mostrando un tráiler mal hecho, que no engancha y con una voz en off que tampoco ayuda. Si después de verlo aún quieres más información puedes consultar webs de cine para leer la sinopsis y acabar de enterarte, pero realmente en muchas (demasiadas) cuentan otra película totalmente diferente. La pregunta es ¿de dónde sacan la información? ¿Se la inventan? Realmente así lo parece, pero si consultas la web de la distribuidora, te das cuenta que ni tan siquiera ellos saben lo que están vendiendo. O el producto les da igual o son realmente incompetentes a la hora de escribir una sinopsis. Incluso en IMDB lo explican mejor. Veámos por un momento lo que se puede leer en la web oficial:

   “Sarah y Scott son un matrimonio que se dedica al estudio de los tiburones blancos. Tienen dos hijos gemelos de 5 años. En una de sus expediciones Sarah está a punto de ser devorada por un tiburón. Scott, que podría haber disparado al animal, se niega a hacerlo y Sarah se salva milagrosamente pero decide separarse de Scott. Medio año después, y ante la precariedad económica en la que vive, acepta la oferta de un multimillonario sexagenario (Brady) y su hijo Nate para llevarlos a ver a los tiburones blancos. A pesar de que el clima hace desaconsejable el viaje, los tres se embarcan en un viaje muy peligroso”.

 Analicemos: ¿Matrimonio con gemelos de dónde lo sacan? No se mencionan niños, ni se ven. O no existen o al verla en VO no me enteré de ese detalle, que tampoco es que sea muy importante. En cuanto a lo de estudiar a los tiburones podrían haber explicado que están intentando hacer un documental para mostrar como ella es capaz de nadar con tiburones sin tener que usar una jaula por su seguridad, y que el objetivo es grabar algo en concreto. Hasta aquí… bueno… pero lo de disparar a los tiburones y lo de decidir salir de expedición con mal clima ya es el invento del invento, haciendo una mezcla rara de lo que va sucediendo durante la película, sin tener en cuenta que habla de tres personas que se embarcan en esta aventura, con lo cual deduzco que no saben hacer sinopsis, pero menos aún contar. Luego dirán que las películas no funcionan, pero el primer problema es que ni tan siquiera ellos saben vender su propio producto. ¿Cómo quieren que nos interesemos por algo que ni tan siquiera a ellos les parece interesar?

Y respecto a la película lo mejor son las escenas en las que están con los tiburones. Están bastante bien hechas y además la música es interesante. El resto, empezando porque le sobra metraje, es para olvidar. Se nos presenta a Kate y Jeff, quienes están haciendo un documental sobre tiburones y sobre el hecho de que ella nada con los escualos más peligrosos sin usar jaula. En uno de los días de rodaje un amigo suyo es atacado por un tiburón, matándolo y dando lugar a que ella se sienta culpable y deje lo que hace para dedicarse a guía turística con su barco, alejando de ella también a su pareja. Esta reaparece meses después para proponerle un negocio que no podrá rechazar, ya que un caprichoso millonario quiere nadar, junto a su hijo, con tiburones blancos, siendo su deseo hacerlo fuera de la jaula. Ella acaba aceptando, con condiciones, y tendrá que enfrentarse con sus miedos y pasiones.

    La pareja está interpretada por Halle Berry y Olivier Martínez. Ella empezó de chica guapa apareciendo en “El último boy scout”, “Los Picapiedras”…; para acabar destacando en “X-men” y “Operación Swordfish”; que la llevó hasta “Monster’s Ball” y “Muere otro día”, homenajeando en esta última a Ursula Andrews. Y aquí empezó su caída interpretativa con “Gothika”, “Catwoman” y más recientemente “Movie 43”, después de que parecía que podía remontar tras un papel en “Cloud Atlas” que podríamos definir como interesante. Y el problema en “Marea Letal” es el poco feeling con  Olivier Martínez, su pareja en el film y en la vida real. Aparte que no me transmiten ninguna sensación, sentimiento, con lo cual me cuesta conectar con el personaje y la historia. Y respecto a Olivier comentar que es un personaje previsible e insulso, aunque no me ha sorprendido ya que de él sólo podría destacar que me ha gustado, más o menos, en “Infiel” de Adrian Lyne. Y si esta pareja no convence, menos aún la formada por el millonario caprichoso y su hijo. Todo esto lo sumamos y lo único que queda son unas ganas locas de ver como se meten en el agua y les atacan tiburones por todos lados. Pero ni tan siquiera los tiburones son peligrosos ni están al acecho de los bañistas, sino que simplemente se comportan como lo que son y se dejan llevar por sus instintos.

    En definitiva, una película que será devorada por la indiferencia de la taquilla.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en CritiKas y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s