The Lords of Salem by Rob Zombie

the-lords-of-salemRob Zombie ha vuelto a dirigir, aunque parezca mentira. El polifacético director (recordemos que también es guionista, productor, compositor, cantante…), nos trae una película centrada en la venganza de unas brujas contra las mujeres descendientes de las familias que siglos atrás las quemaron en la hoguera, en apoyo a un reverendo obsesionado con acabar con un aquelarre ubicado en Salem (Massachussets). En la actualidad la ciudad es conocida como “la ciudad de las brujas” por los juicios contras las mismas a finales del siglo XVII. Aquí es donde vive, en la actualidad, Heidi, personaje que interpreta Sheri Moon Zombie, la esposa de Rob. Ella es una famosa disc jockey de una radio local, que junto a dos compañeros forman un equipo conocido como “El gran equipo de Radio H”. Un día Heidi recibe una extraña caja de madera que contiene un disco de vinilo, regalo de los “Señores”, que creen es un nuevo grupo que intenta dar a conocer su música. Pero cuando Heidi escucha el disco las cosas empiezan a cambiar y experimenta un flashback a su traumático pasado. La música parece que le hace entrar en un raro trance, al igual que a muchas de las mujeres que lo escucharan a través de las ondas radiofónicas. Las pesadillas acabaran por resquebrajar la fragilidad de Heidi, que no entiende muy bien lo que le pasa y le llevará por un camino desconocido y oscuro.

   La película se inicia con un inquietante rito satánico que da buenas vibraciones para seguir viéndola. Me sorprendió ya que esperaba un Rob mucho más superficial, sobre todo teniendo en cuenta que es de los pocos directores que me han hecho apretar el botón de stop tras ver el inicio de una película (“Halloween II – 2009) y que ni tan siquiera me dio curiosidad por verla a cámara rápida por si la cosa mejoraba. Dicho esto el director nos introduce en la vida de la protagonista, rodeada por un ambiente opresivo, de colores oscuros y una tonalidad gris ceniza.; con continuos homenajes a la icónica luna de “Viaje a la Luna” (Georges Méliès – 1902) y también a grupos influyentes en la carrera de Rob como Rush o Van Halen.  Sin olvidar los cameos de actores como Udo Kier, Camille Keaton…; quienes gozan del honor de ser importantes representantes del cine de terror, sobre todo, en muchos casos, de lo que conocemos como serie B. Hasta aquí todo hace presagiar que la cosa irá bien, que Rob seguirá por la buena senda, pero de repente la película cae en picado, mostrándonos viajes psicodélicos de Heidi provocados por la ruptura de una muralla que la ha protegido hasta entonces de todo lo que le ha pasado con anterioridad y que nos da a entender que esa mujer tan fuerte, tan segura; realmente es todo lo contrario. La acompañamos en un destructivo viaje, de pesadillas, alucinaciones, paranoias; que nos hará pensar en “La Montaña Sagrada” (Jodorowsky – 1973), película surrealista llena de escenas perturbadoras y morbosas.

   A

sí llegamos al último tercio de la película, que parece recobrar un poco de aire y elevarse hasta la categoría de película pasable, que ya está bien después del bajón que ha dado durante el desarrollo de la historia. Pero realmente todo es un espejismo y de repente nos daremos cuenta que estamos viendo una revisitación de la “Semilla del Diablo” (Polanski – 1968), pero con dos grandes “peros”: Rob no es Roman y Sheri no le llega a Mia Farrow ni a la tapa de los tacones de sus zapatos. A partir de aquí el director desvaría, mostrándonos bizarras escenas sin sentido que en muchas ocasiones parecen sacadas de sus propios videoclips, que probab

lemente serán únicamente del agrado de sus fans; aunque las podríamos justificar teniendo en cuenta quien es su protagonista y el papel que tiene dentro de la historia.

  Personalmente le daría una oportunidad a la película, ya que a muchos les podrá sorprender gratamente, aunque la verdad es que Rob tenía una buena historia entre manos, pero todo se ha quedado en “tenía”. Ahora habrá que esperar a su próxima película para ver lo que hace, aunque Rob ha anunciado que deja el cine durante un largo tiempo. Seguramente es que acaba de estrenar disco y está preparando una gira mundial, con lo cual estará bastante ocupado. Pero seguramente durante este tiempo tendrá momentos para ponerse con Tyrannosaurus Rex, un viejo proyecto que nada tiene que ver con dinosaurios a pesar de su título. Y quien sabe, tal vez, también se puede volver a poner en marcha el proyecto de “Werewolf Woman of the SS”, película basada en un falso tráiler creado para “GrindHouse” (Robert Rodríguez y Quentin Tarantino – 2007). Sólo el tiempo nos lo dirá.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en CritiKas y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s